Déficit habitacional cualitativo

Descripción

Muestra la situación de hogares que habitan en viviendas deficitarias; es decir, aquellas cuyas condiciones de estado y localización requieren reparaciones o se encuentran incompletas.

Metodología

Surge de la observación de cinco series de datos (en este caso de los censos 2001 y 2010):

a) Hogares en departamentos y casas tipo A (viviendas aceptables o no deficitarias) sin red de agua ni red de cloacas, es decir, localizadas en un medio urbano no consolidado.

b) Hogares en departamentos y casas tipo A con hacinamiento crítico (es decir, donde habitan más de 3 personas por cuarto, en viviendas no deficitarias).

c) Hogares en casas tipo B. Son aquellas viviendas consideradas recuperables dado que presentan, al menos, una de las siguientes condiciones: 1. tienen piso de tierra o ladrillo suelto u otro material (no tiene piso de cerámica, baldosa, mosaico, mármol, madera, alfombra, cemento o ladrillo fijo); o 2. no tienen provisión de agua por cañería dentro de la vivienda,  o 3. no disponen de inodoro con descarga de agua.

d) Hogares en departamentos y casas tipo A sin agua de red ni red de cloacas y, a la vez, con hacinamiento crítico (para no contar dos veces a estos hogares)

e) Número total de hogares del ámbito geográfico analizado (país, región, provincia, departamento, aglomerado urbano, nodo, localidad, radio urbano, etc).

Fórmula de cálculo: (Hogares en departamentos y casas tipo A sin agua de red ni red de cloacas + Hogares en departamentos y casas tipo A con hacinamiento crítico + Hogares en casas tipo B – menos Hogares en departamentos y casas tipo A sin agua de red ni red de cloacas y con hacinamiento crítico )  /  (Nº total de Hogares)  *  (por) 100.

Resumen de la fórmula: (a + b + c -d) / e

Unidad de medida

Porcentaje de hogares

Observaciones

Se actualiza con cada relevamiento censal.

Referencias

INDEC, Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda

Relevancia

Es un indicador complejo de las condiciones habitacionales, que alerta sobre un tipo de insuficiencia que se puede atenuar dinamizando y mejorando el parque habitacional urbano existente.

Considerar el déficit habitacional cualitativo aporta a la definición de Políticas Públicas que incidan sobre el parque existente, ya sea movilizando el parque (stock) a través de políticas que promuevan el acceso en propiedad o en alquiler, o que faciliten el acceso al crédito para adecuar la vivienda al tamaño del hogar; o bien promoviendo intervenciones para mejorar las condiciones de las unidades existentes.

Este indicador incorpora además las condiciones de localización en la definición y en la atención del déficit, que podría mitigarse con las acciones de consolidación y completamiento de infraestructuras que incidan en el mejoramiento de las condiciones habitacionales.

Datos de referencia

DESAGREGACIÓN DEL DÉFICIT HABITACIONAL CUALITATIVO. TOTAL DEL PAÍS. VARIACIÓN 2001-2010

Fuente: Elaboración propia con datos del INDEC.

 

Palabras clave

Condiciones habitacionales, Déficit cualitativo de vivienda, Hogares, Medio urbano no consolidado, Viviendas, Viviendas deficitarias

Fuentes de información

Censo Nacional de Población Hogares y Viviendas 2001 y 2010 - Instituto Nacional de Estadística y Censos

El déficit cualitativo presenta una reducción entre los censos de 2001 y 2010. Esta reducción se da en el marco de un importante crecimiento del número de hogares (+21%), lo cual amplifica su importancia.

DESAGREGACIÓN DEL DÉFICIT HABITACIONAL CUALITATIVO

Fuente: Elaboración propia con datos del INDEC (2001 y 2010).

El primer componente del déficit es el que señala las carencias en materia de infraestructura básica, donde se registran los hogares que no cuentan con red pública ni de agua potable ni de cloacas. Se trata de una deficiencia de urbanización, un déficit de la ciudad y no de la vivienda, y cobra gran importancia la localización de estas viviendas, ya que dan cuenta de los sectores de la ciudad no consolidados que requieren inversiones en la provisión de redes de agua y saneamiento así como definiciones de regulación acerca de la ocupación de suelos no servidos. La incorporación de este componente en el déficit cualitativo aporta una visión más compleja e integral del problema y fortalece la idea de analizar la cuestión de la vivienda integrada en la ciudad.

El segundo componente del déficit, el hacinamiento crítico (más de tres personas por cuarto), es el que afecta a menor número de hogares, pero es el único de los componentes que aumentó tanto en términos absolutos como en porcentuales,  por arriba de la tasa de crecimiento general de los hogares. Este componente da cuenta de las dificultades de adecuación de las viviendas a las necesidades de los hogares.

En cuanto al tercer componente del déficit, si bien el número de casas tipo B (o recuperables) se redujo, tanto en términos absolutos como en su participación porcentual, continúa representando el principal factor del déficit cualitativo. Las casas tipo B son aquellas que requieren mejoras en los materiales que las componen, lo que orienta posibles líneas de intervención pública.  Esta situación sugiere que, en los períodos observados, las familias pudieron destinar parte de sus ingresos a la mejora y acondicionamiento de esas unidades y que las políticas públicas influyeron en este aspecto en todo el país. La reducción del número de viviendas recuperables se puede interpretar conjuntamente con la reducción de las viviendas irrecuperables ya que ambas tendencias muestran una mejora significativa de la calidad del conjunto total de viviendas.

El análisis del déficit habitacional en términos cualitativos a nivel de las regiones revela que todas ellas experimentaron mejoras en este indicador, con una reducción de los hogares en situación de déficit. La tendencia del último período ha sido hacia una reducción importante de los hogares deficitarios, aunque las regiones del norte del país continúan siendo las que presentan las condiciones más desfavorables.

La revisión de los datos por Provincias da cuenta de la persistencia de las desigualdades entre las provincias del norte y las patagónicas, en ambos extremos de la escala. Aunque el dato más relevante es que fueron especialmente las provincias del norte del país las que experimentaron la mejora más notable del indicador, en tanto que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la única jurisdicción en la que se incrementó el déficit. En una escala de mayor detalle, los departamentos revelan las heterogeneidades provinciales con valores máximos y mínimos que se acercaron en el último relevamiento censal.

Finalmente, el análisis del indicador en relación con el sistema urbano (ver "Jerarquía Urbana") muestra dos rasgos destacados. Por un lado, la ampliación de los valores de déficit en relación con la menor jerarquía de las localidades; es decir, las localidades con funciones más restringidas en su alcance territorial son las que tienen porcentajes más elevados de carencias. Por otro lado, el caso de la Región Metropolitana de Buenos Aires es muy particular, ya que representa el nivel 1 de la jerarquía pero tiene un porcentaje elevado de déficit habitacional cualitativo. Esta situación debe analizarse, complementariamente, en función de una gran diversidad en su organización interna que incluye municipios con valores muy aceptables junto con otros con grandes deficiencias.

DÉFICIT HABITACIONAL CUALITATIVO SEGÚN PROVINCIA

Fuente: Elaboración propia con datos del INDEC (2001 y 2010).

 

COMPOSICIÓN DEL DÉFICIT HABITACIONAL CUALITATIVO

Fuente: Elaboración propia con datos del INDEC (2001 y 2010).

DÉFICIT HABITACIONAL CUALITATIVO POR REGIÓN

Fuente: Elaboración propia con datos del INDEC (2001 y 2010).
Para los agrupamientos provinciales: Ver:  Provincias por Región)

DÉFICIT HABITACIONAL CUALITATIVO POR DEPARTAMENTO

           

 Descargar PDF  Pantalla completa                         Descargar PDF  Pantalla completa 

DÉFICIT HABITACIONAL CUALITATIVO. LOCALIDADES URBANAS (MÁS DE DOS MIL HABITANTES) POR JERARQUÍA

Fuente: Elaboración propia con datos del datos del INDEC Censo 2010.

Nacional

100x100

Gráfico, componente del déficit cualitativo

Gráfico, componente del déficit cualitativo en 2001 y 2010

Descargar

Provincial

100x100

Déficit habitacional cualitativo según provincia

Déficit habitacional cualitativo según provincia, 2001 vs 2010

Descargar

Departamental

100x100

Déficit habitacional cualitativo por depto

Déficit habitacional cualitativo según departamento

Descargar
100x100

Déficit habitacional cualitativo por depto

Déficit habitacional cualitativo por depto. Mapa comparativo 2001 vs 2010

Descargar

Aglomerados EPH

100x100

Déficit cualitativo x aglomerado

Déficit cualitativo x aglomerado urbano (EPH), 2001 vs 2010

Descargar

Localidad

100x100

Déficit habitacional cualitativo urbano

Déficit habitacional cualitativo urbano (sólo localidades mayores a dos mil habitantes)

Descargar
100x100

Déficit habitacional cualitativo según localidad

Déficit habitacional cualitativo según localidad urbana (mayor a 2 mil habitantes), 2001 vs 2010

Descargar

Región

100x100

Déficit cualitativo por región, 2001 vs 2010

Déficit cualitativo por región, 2001 vs 2010 (17-9-2015)

Descargar