Competencias tributarias en los municipios

Descripción

Muestra la autonomía municipal en relación a la facultad de cobrar impuestos y tributos. Esta atribución es delegada por los gobiernos provinciales a los gobiernos municipales.

Metodología

El indicador se construye a través del análisis de la legislación de cada provincia, según se registre el cobro de tres importantes impuestos: inmobiliario, patentes e ingresos brutos.

Aclaraciones:

- En el caso del impuesto a las patentes, no se desagregan las condiciones del reconocimiento.

- Entre las provincias en que los municipios cobran el impuesto inmobiliario se encuentran tanto las que sólo incluyen el inmobiliario urbano como aquellas que incluyen el urbano y el rural.

- El impuesto a los sellos no fue tenido en cuenta porque ninguna jurisdicción federal lo delega en el nivel local.

La Ciudad de Buenos Aires ha quedado excluida del relevamiento por no contar con gobiernos locales que ejerzan alguna autonomía.

Unidad de medida

Presencia o ausencia de cobro de impuestos (inmobiliario, patentes e ingresos brutos).

Observaciones

El relevamiento toma en cuenta los casos en que los Municipios disponen del cobro de tributos e impuestos no solamente como competencia administrativa. Esto supone, además de hacerse del recurso, tener la potestad de modificar las alícuotas, el modo de cobro, etc. Así, dicha función supone un mayor grado de autonomía, tanto en términos económicos como políticos.

El grado de concentración o dispersión de atribuciones tributarias en la escala local es un factor determinante en la fortaleza de los municipios para tomar decisiones de política pública sobre su territorio.

Referencias

Constituciones provinciales y Leyes Orgánicas Municipales de las veinticuatro jurisdicciones.

Relevancia

La facultad de cobrar impuestos constituye para los municipios un recurso financiero y de poder, que disminuye su nivel de dependencia político-económica, tanto de su provincia como del Estado nacional. Asimismo, en términos de gestión del territorio, contribuye de manera complementaria a dinamizar el registro de información tributaria, patrimonial y catastral de la jurisdicción. Uno de los objetivos del Plan Estratégico Territorial, que condensa la política territorial del Estado nacional durante las presidencias de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner, es la participación plena de la gestión democrática del territorio en todas sus escalas, para lo cual es fundamental que los municipios cuenten con tributos propios.

Datos de referencia

Palabras clave

Autonomía municipal, Delegación provincial, Impuestos, Municipios, Tributos

Fuentes de información

SSPTIP – Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios

Indicadores relacionados

Situación Económico Financiera

La Constitución de 1994 otorgó la autonomía política a todos los municipios argentinos; esto es, la posibilidad de gobernarse por autoridades elegidas por los propios habitantes, y de dictarse sus propias normas. Sin embargo, la definición de los alcances de esta autonomía en términos políticos y financieros quedó en manos de los gobiernos provinciales. Por esto, los alcances de las autonomías municipales varían mucho de provincia en provincia, en diversos aspectos: los requisitos necesarios para constituirse en municipio, los procesos de delimitación de los ejidos municipales, las competencias con las que cuentan, etc. Cada provincia cuenta con una “ingeniería institucional” propia, que condiciona la implementación de políticas públicas sobre el territorio.

Las competencias en materia tributaria no son la excepción en términos de heterogeneidad: cada provincia cuenta con una distribución propia.

Como primer dato observamos que la mayoría de las provincias -16- delegan en sus municipios el cobro de algún impuesto provincial. Entre los tributos, el que más se delega es el impuesto a las patentes, luego el inmobiliario y finalmente el impuesto a los ingresos brutos. 

En la desagregación de esta información por provincia podemos destacar que tres de las cinco provincias patagónicas delegan en sus municipios entre dos y tres impuestos. A excepción de Río Negro –que no delega ningún impuesto- y Neuquén –que sólo delega el impuesto a las patentes-, Tierra del Fuego y Santa Cruz delegan tanto el impuesto inmobiliario como patentes. A su vez, Chubut es la única provincia de la Argentina que delega el cobro de los tres impuestos analizados: el impuesto inmobiliario y el automotor fueron delegados en el año 1959 y, treinta años después delegó también el cobro del impuesto sobre los ingresos brutos.

Este mayor nivel de descentralización en la mayoría de las provincias patagónicas probablemente se vincule con la poca densidad y la alta dispersión de la población en sus territorios provinciales. Esta situación podría generar dificultades para una gestión eficiente si hubiera menor delegación.

Como contraparte, las provincias más pobladas y ricas del país tienden a la concentración de las competencias tributarias en el nivel provincial: Buenos Aires y Córdoba delegan únicamente el impuesto a las patentes, mientras que Santa Fe y Mendoza no delegan ninguno de los tres tributos.

IMPUESTOS MUNICIPALES SEGÚN CANTIDAD DE PROVINCIAS

Fuente: Elaboración propia. SSPTIP.

 RESUMEN DE SITUACIONES PROVINCIALES

Fuente: Elaboración propia

Indicadores relacionados

Situación Económico Financiera

Provincial

100x100

delegación de impuestos por número de provincias

Impuestos delegados según cantidad de provincias en los que existen

Descargar

Indicadores relacionados

Situación Económico Financiera